Si lo que más te gusta de Madrid es su vida, su ritmo y su caos, lo lógico es que te sientas como pez en el agua en uno de los lugares con más vida, ritmo y caos de cualquier ciudad: el mercado. Quedamos con Burque en el mercado de San Fernando y, entre frutas y saludos familiares, nos ha soplado todos los secretos de su barrio.

Soy de A Coruña, pero llevo 13 años en Madrid

“Es una ciudad llena de vida, caótica, en la que puedes tener muchas experiencias de forma inesperada. La gente es pasional y muy viva. Además, tiene muchas zonas verdes como El Retiro o La Casa de Campo, y eso me gusta mucho”.

Disfruto estando en el medio

“Vivo en el linde de Lavapiés con El Rastro. A un minuto llego a La Latina, a un minuto llego a El Rastro y a un minuto llego a Lavapiés. Me encanta esta zona. Está llena de vida y mucha gente joven con iniciativa está abriendo nuevos negocios que regeneran todo el barrio”.

El centro de mi barrio: el mercado

“Uno de mis sitios favoritos es el mercado de San Fernando (Embajadores, 41). Últimamente se está renovando y está dando un soplo de aire fresco a todo el barrio. Antes era muy tradicional, pero ahora hay negocios ecológicos que antes no existían, puestos de delicatessen y cafeterías muy modernas”.

Objetivo: sostenibilidad.

“Los supermercados y grandes superficies están descontrolados. Tiran muchísima comida y, para que los precios sean tan bajos, la calidad se resiente. El mercado es mucho más sostenible. Compran lo justo para vender, todo está más rico y, lo mejor: los tenderos te conocen, te quieren, te regalan cosas y saben lo que necesitas y te gusta. Eso es impagable.

¿Una imagen perfecta de la sostenibilidad del barrio? Cuando mis fruteros vinieron a ver mi monólogo. ¡Yo les pagué la fruta y ellos me pagaron la actuación!”

Manuel Burque Houdinis-9-min

Fui gordo por exigencias del guión.

“Para rodar Requisitos para ser una persona normal tuve que engordar 15 kg. Lo hice supervisado por una dietista y con continuas analíticas para mantenerme sano. Si pudiera volver a adelgazar como me diese la gana, iría a cebarme a Casa Pachuco (Tres Peces, 15), mi restaurante favorito. Es barato y tiene una carta escueta, muy rica y original. El dueño es un tipo cercano, muy parecido a mí. No es un empresario, sino un hombre al que le gusta cocinar y que decidió tener un restaurante”.

Desayuno fuera para sentirme como en casa.

“Cuando volví a adelgazar, me obligaron a incorporar proteínas a todas las comidas, incluido el desayuno. Empecé a tomar tostadas de pan con tomate y jamón cocido, pero no me las servían en casi ninguna parte. En Carmen (Embajadores, 41) me las pusieron sin problema y además el café estaba buenísimo. Allí me siento como en casa. Ahora ya me conocen y cuando entro me sirven sin preguntar”.

Al mediodía, comida rápida, sana y casera.

“En mi barrio también me encanta el Terral Bar (Santa Isabel, 14). Voy a menudo porque tienen una gran variedad de platos rápidos como ensaladas (son gigantes y llevan absolutamente de todo), hamburguesas o crepes, pero todo muy casero”.

El cine, o es con palomitas o no es.

“Mis cines son los Ideal Yelmo Cineplex (Doctor Cortezo, 6). Están al lado de casa, ponen las películas en V.O.S. y en su cartelera hay tanto cine de autor como películas comerciales. ¡No te creas que es fácil ver Los Vengadores en versión original!

Me gusta mucho comer en el cine. Sé que es muy caro y quizás podría llevar comida de casa, pero solo esas palomitas saladas y esas Coca Colas gigantes me saben a cine. A veces siento que me están timando, pero me gusta pagar por ese sabor. Es como tomarte algo en el tren. Es muy caro, no sabe muy bien, pero mola mucho”.

Cuatro nominadas que tienes que ver antes de los Goya.

Te recomiendo Truman, La boda y, por supuesto, Requisitos para ser una persona normal. Ahora está en Yomvi y iTunes, y todavía puedes pillarla en cines pequeños de algunas ciudades. En Madrid, en el Artistic Metropol (Cigarreras, 6).

Superman se pasea por Lavapiés

“Además de comer, comprar e ir al cine, otra de las cosas que también hago en mi barrio es actuar los viernes por la noche con mi monólogo Superman también se toca en La Escalera de Jacob (Lavapiés, 9). Si vienes, te recomiendo cenar antes en el japonés Janatomo (La Reina, 27) y, al acabar el espectáculo, tomar una copa en el José Alfredo (Silva, 22)”.

A los Goya voy de Pugil

“Quería que mi traje para la ceremonia fuera ecológico o reciclado, pero en España solo encontré la marca Sense Nu y su ropa es informal. Ellos me recomendaron Pugil (Villanueva, 19), una sastrería con intención sostenible que hace todas sus prendas en España. Me gusta porque es una tienda muy pequeña y su estilo, entre decimonónico y moderno, encaja con lo que me gusta estéticamente”.

Berlín en invierno

“Estos meses estoy en Berlín rodando la serie Buscando el norte. La ciudad es increíble, pero nevada me gusta incluso más. Mi sitio favorito es la zona de lagos de Wannsee, donde se planificó la solución final. A pesar de lo siniestro, cuando está nevado es un paraje increíble. Merece la pena enterarte de cuándo nevará e ir solo ahí.

De souvenir… un sombrero

“Casi siempre llevo sombrero, y en Berlín he comprado muchos en Upcycling Deluxe (Kastanienallee 22). Me gustan porque los fabrican reutilizando bolsa de patata”.

Un inesperado escenario de amor

“En Requisitos para ser una persona normal, los protagonistas se conocen entre lámparas de IKEA. ¿Otro escenario romántico? Los baños públicos de Potsdam, Alemania. Potsdam está llena de románticos palacios y castillos, pero a mí me encantaría tener una historia en esos baños. Tienes que pagar 70 céntimos, pero son como viajar al siglo XXVIII. ¡Tienen hasta una máquina que limpia la tapadera y la deja brillante!”.

 

Si lo que más te gusta de Madrid es su vida, su ritmo y su caos, lo lógico es que te sientas como pez en el agua en uno de los lugares con más vida, ritmo y caos de cualquier ciudad: el mercado. Quedamos con Burque en el mercado de San Fernando y, entre frutas y saludos familiares, nos ha soplado todos los secretos de su barrio.

Soy de A Coruña, pero llevo 13 años en Madrid

“Es una ciudad llena de vida, caótica, en la que puedes tener muchas experiencias de forma inesperada. La gente es pasional y muy viva. Además, tiene muchas zonas verdes como El Retiro o La Casa de Campo, y eso me gusta mucho”.

Disfruto estando en el medio

“Vivo en el linde de Lavapiés con El Rastro. A un minuto llego a La Latina, a un minuto llego a El Rastro y a un minuto llego a Lavapiés. Me encanta esta zona. Está llena de vida y mucha gente joven con iniciativa está abriendo nuevos negocios que regeneran todo el barrio”.

El centro de mi barrio: el mercado

“Uno de mis sitios favoritos es el mercado de San Fernando (Embajadores, 41). Últimamente se está renovando y está dando un soplo de aire fresco a todo el barrio. Antes era muy tradicional, pero ahora hay negocios ecológicos que antes no existían, puestos de delicatessen y cafeterías muy modernas”.

Objetivo: sostenibilidad.

“Los supermercados y grandes superficies están descontrolados. Tiran muchísima comida y, para que los precios sean tan bajos, la calidad se resiente. El mercado es mucho más sostenible. Compran lo justo para vender, todo está más rico y, lo mejor: los tenderos te conocen, te quieren, te regalan cosas y saben lo que necesitas y te gusta. Eso es impagable.

¿Una imagen perfecta de la sostenibilidad del barrio? Cuando mis fruteros vinieron a ver mi monólogo. ¡Yo les pagué la fruta y ellos me pagaron la actuación!”

Manuel Burque Houdinis-9-min

Fui gordo por exigencias del guión.

“Para rodar Requisitos para ser una persona normal tuve que engordar 15 kg. Lo hice supervisado por una dietista y con continuas analíticas para mantenerme sano. Si pudiera volver a adelgazar como me diese la gana, iría a cebarme a Casa Pachuco (Tres Peces, 15), mi restaurante favorito. Es barato y tiene una carta escueta, muy rica y original. El dueño es un tipo cercano, muy parecido a mí. No es un empresario, sino un hombre al que le gusta cocinar y que decidió tener un restaurante”.

Desayuno fuera para sentirme como en casa.

“Cuando volví a adelgazar, me obligaron a incorporar proteínas a todas las comidas, incluido el desayuno. Empecé a tomar tostadas de pan con tomate y jamón cocido, pero no me las servían en casi ninguna parte. En Carmen (Embajadores, 41) me las pusieron sin problema y además el café estaba buenísimo. Allí me siento como en casa. Ahora ya me conocen y cuando entro me sirven sin preguntar”.

Al mediodía, comida rápida, sana y casera.

“En mi barrio también me encanta el Terral Bar (Santa Isabel, 14). Voy a menudo porque tienen una gran variedad de platos rápidos como ensaladas (son gigantes y llevan absolutamente de todo), hamburguesas o crepes, pero todo muy casero”.

El cine, o es con palomitas o no es.

“Mis cines son los Ideal Yelmo Cineplex (Doctor Cortezo, 6). Están al lado de casa, ponen las películas en V.O.S. y en su cartelera hay tanto cine de autor como películas comerciales. ¡No te creas que es fácil ver Los Vengadores en versión original!

Me gusta mucho comer en el cine. Sé que es muy caro y quizás podría llevar comida de casa, pero solo esas palomitas saladas y esas Coca Colas gigantes me saben a cine. A veces siento que me están timando, pero me gusta pagar por ese sabor. Es como tomarte algo en el tren. Es muy caro, no sabe muy bien, pero mola mucho”.

Cuatro nominadas que tienes que ver antes de los Goya.

Te recomiendo Truman, La boda y, por supuesto, Requisitos para ser una persona normal. Ahora está en Yomvi y iTunes, y todavía puedes pillarla en cines pequeños de algunas ciudades. En Madrid, en el Artistic Metropol (Cigarreras, 6).

Superman se pasea por Lavapiés

“Además de comer, comprar e ir al cine, otra de las cosas que también hago en mi barrio es actuar los viernes por la noche con mi monólogo Superman también se toca en La Escalera de Jacob (Lavapiés, 9). Si vienes, te recomiendo cenar antes en el japonés Janatomo (La Reina, 27) y, al acabar el espectáculo, tomar una copa en el José Alfredo (Silva, 22)”.

A los Goya voy de Pugil

“Quería que mi traje para la ceremonia fuera ecológico o reciclado, pero en España solo encontré la marca Sense Nu y su ropa es informal. Ellos me recomendaron Pugil (Villanueva, 19), una sastrería con intención sostenible que hace todas sus prendas en España. Me gusta porque es una tienda muy pequeña y su estilo, entre decimonónico y moderno, encaja con lo que me gusta estéticamente”.

Berlín en invierno

“Estos meses estoy en Berlín rodando la serie Buscando el norte. La ciudad es increíble, pero nevada me gusta incluso más. Mi sitio favorito es la zona de lagos de Wannsee, donde se planificó la solución final. A pesar de lo siniestro, cuando está nevado es un paraje increíble. Merece la pena enterarte de cuándo nevará e ir solo ahí.

De souvenir… un sombrero

“Casi siempre llevo sombrero, y en Berlín he comprado muchos en Upcycling Deluxe (Kastanienallee 22). Me gustan porque los fabrican reutilizando bolsa de patata”.

Un inesperado escenario de amor

“En Requisitos para ser una persona normal, los protagonistas se conocen entre lámparas de IKEA. ¿Otro escenario romántico? Los baños públicos de Potsdam, Alemania. Potsdam está llena de románticos palacios y castillos, pero a mí me encantaría tener una historia en esos baños. Tienes que pagar 70 céntimos, pero son como viajar al siglo XXVIII. ¡Tienen hasta una máquina que limpia la tapadera y la deja brillante!”.

 

mm
Creativa publicitaria por el día, lavo mi conciencia en internet por las noches. Siempre preparada para montar en un tren, avión o caballito humano en busca de nuevas vistas y buen comer.