Como su nombre bien indica, Islandia es la “tierra del hielo”. Y aunque probablemente lo primero que se te venga a la mente con esta frase sean esquimales y focas nadando en las profundidades del Atlántico norte, hay un montón de cosas que te faltan por descubrir de esta apasionante isla helada.

1. ¿Inviernos cálidos?

Islandia se encuentra en un “punto caliente” por su localización geográfica, concretamente en medio del corriente del golfo, que calienta el país desde México. Por este motivo los inviernos en esta isla pueden ser mucho más cálidos de lo que imaginabas por el hecho de estar tan cerca del Polo Norte.

2. Cuevas de hielo naturales

Aun así, no creas que Islandia es el Lanzarote de los países nórdicos. Si su nombre da frío solo al oírlo, por algo será. Y es que una de las atracciones turísticas más increíbles de este lugar son las cuevas de hielo naturales en sus glaciares. Pero lo más curioso es que estas cuevas no están siempre ahí, sino que cada verano se funden y reaparecen en invierno como por arte de magia. Su tamaño varía mucho, y cada año tienen formas distintas, así que ya tienes excusa para volver todos los inviernos a visitar sus maravillas y su color azul intenso.

3. Bailes de luces

Conocidas como “Luces del norte”, las auroras boreales son uno de los fenómenos naturales más bonitos que hay. Son tan mágicos como reales y muy difíciles de predecir, pero si tienes la suerte de encontrar una noche despejada y mucha oscuridad,  tal vez el cielo te de esta lotería. Dicen que las luces bailan mostrando todo tipo de colores que van desde el verde hasta el rosa o el morado, y que si tienes la suerte de verlas, no lo olvidarás jamás.

4. Baños calientes en el hielo

Si has ido más de una vez a la nieve estarás de acuerdo conmigo que después de unas cuantas horas no hay nada que apetezca más que un baño caliente para volver a sentir que la sangre corre por tus venas y no te has convertido en un yeti. Debes saber que Islandia dispone de un montón de baños termales naturales que están abiertos durante todo el año. El más conocido es el Blue Lagoon, que lidera la lista de atracciones más visitadas del país, empatado con el Golden Circle. Relájate en un balneario natural famoso en todo el mundo, que te liberará de cualquier estrés y rutina.

5. La fuerza de la naturaleza

El Golden Circle es uno de los clásicos de Islandia, se trata de una ruta en mitad de la naturaleza más pura, que es especialmente bonita en invierno. Y aunque son muchas las actividades que giran en torno a este lugar, nosotros te recomendamos la espectacular cascada de Gullfoss. La fuerza y belleza de la naturaleza recorrerá tu cuerpo como un escalofrío, sintiéndote pequeño ante tanta inmensidad. En invierno suele estar congelada, y da la sensación de estar dormida, o esperando a que salga el sol para soltar toda su energía.

Si todavía no le has dado la oportunidad a la tierra del hielo de conquistar tus álbumes viajeros, este invierno no pierdas la oportunidad y descubre un mundo donde hasta el hielo más frío puede dar sensación de calidez.

mm
Amante de la música y las letras desde que tengo uso de razón, sueño con aprender todos los idiomas del mundo antes de los 30. No hay puzzle que se me resista, y tengo siempre las maletas listas para salir a la aventura. Las dos veces que he estado en África, he querido quedarme.