No suena la alarma pero te despiertas con el sonido de los pajaritos en la ventana, o mejor dicho, el llanto repentino de tus hijos, que están “cansados de dormir tanto”. Las vacaciones son maravillosas, pero de madrugones no te libras. Te levantas de la cama bostezando y abres un ojo mientras avanzas por el pasillo. Y entonces recuerdas que solo quedan 2 días para Reyes y todavía no tienes el cotizado roscón esperando en la nevera.

Pero no sufras, tenemos buenas noticias para ti. Si eres de los “afortunados” a los que el año pasado les tocó el “haba” y ahora tienen que llevar dicho pastelito a la comida familiar, debes saber que este año puedes hacerte con unos cuantos roscones sin necesidad de gastar un centavo. Sigue leyendo, y toma nota. Seguro que estas Navidades, entre el pavo y los polvorones no han faltado las copitas de vino y cava por aquí y por allá, y es que el vino blanco, el tinto, la sidra, el champagne y el cava han vuelto a arrasar en las cenas y comidas estas fechas.

Se calcula que en Navidad en España se consume un 20% de vidrio sobre el total anual, que viene a ser cerca de 130.000 toneladas de envases según datos de Ecovidrio. Tomamos ocho envases por cabeza. Una auténtica locura, ¿verdad?. Y esto no sería un problema si fuésemos conscientes de lo importante que es reciclar una vez terminado el banquete, pero no suele ser así. Es por ello que Ecovidrio ha lanzado la campaña #ReciclaVidreXTortell con el objetivo de promover el reciclaje y agradecer a todos los Barceloneses que guardan y tiran sus botellas en el contenedor verde durante todo el año.

El 4 de enero por la mañana, desde las 9:00 hasta que se agoten, Ecovidrio dará gratis un roscón de reyes a todo aquel que entregue 3 botellas de vidrio en el espacio Wallnwood, ubicado en el Carrer Betlem 53, concretamente en el barrio de Gràcia de Barcelona. Se llevará a cabo la entrega de 2000 roscones a los 2000 ciudadanos más rápidos, así que revisa tu nevera y busca tu cargamento de vidrio para hacer el trueque perfecto, con el que no solo colaborarás con el medio ambiente, sino que también le darás una alegría a tu estómago.

mm
Amante de la música y las letras desde que tengo uso de razón, sueño con aprender todos los idiomas del mundo antes de los 30. No hay puzzle que se me resista, y tengo siempre las maletas listas para salir a la aventura. Las dos veces que he estado en África, he querido quedarme.