Conoce

Que no te engañen, este año no todo ha sido malo: 67 cosas buenas que han pasado en el 2016

27.12.2016
Odiamos el 2016. No nos podemos poner de acuerdo en absolutamente nada más, pero en esto sí: el 2016 es el peor año. Aquel Que No Debe Ser Nombrado. Se ha llevado a nuestros ídolos y casi casi a nuestra fe en la humanidad. No hay nada que lo salve, ¿o sí? ¿Y si todo lo horrible que ha pasado no nos dejara ver lo bueno que nos ha dado?

Que la depresión generalizada con este año que acaba no te engañe, ¡en 2016 también han pasado cosas buenas! Por eso, y porque en Houdinis nos negamos a caer en la tentación de cederle el trono a lo malo, lo decepcionante o lo directamente horrible, reivindicamos despedirnos de este infame 2016 echando la vista atrás con optimismo.

A continuación, te contamos entre todos 67 razones para despedirnos del 2016 no a pedradas, sino con un merecido brindis.

Mónica Escudero
2016 ha sido una tollina en la cepa de la oreja tras otra, sin apenas tiempo para coger aliento. Pero hemos conseguido olvidarlo durante un rato gracias a Frank Ocean, Stranger Things, la Zowie y Zora Jones, Frank Ocean, Luke Cage, The Young Pope, Black Mirror, Vinyl, Frank Ocean, Hip Hop Revolution, la reedición de la cerveza Moritz negra, The Get Down, Frank Ocean y la posibilidad de seguir escuchando a todos los increíbles músicos que nos han dejado. Si el 2017 no trae un disco nuevo de Kendrick Lamar y una temporada brutal de Game of Thrones me paso al calendario patafísico. Pero me llevo a Frank Ocean.

Meri Pedia
San Junipero. Springsteen. Simone Biles. La canción de Magüi en Paquita Salas. Paquita Salas. Arrival. Stranger Things. Los Hamiltonys. El meme de Travolta mirando alrededor. Los cómics de Sarah Andersen. The Get Down Brothers. La ruptura de Brangelina (entiéndase, la vidilla que dio). El Pokémon Go. Javier Fernández (el patinador, no el de la gestora del PSOE). Los abogados de Steve Avery en Making a Murderer. Los carpool karaokes de James Corden. La batalla de los bastardos. Tarde para la ira. Leo ganando el Oscar. Me mata si me necesitas.

Soledad Amado
En 2016 el pequeño tumbó a los gigantes, el humilde brilló más que las estrellas y lo que era imposible, pasó. El 2 de mayo de 2016, después de 132 años de historia, contra las probabilidades de 5.000 a 1 que daban las casa de apuestas y un año después de salvarse del descenso por los pelos, el Leicester City ganó la Premier League. Los underdogs se coronaron campeones. Y todos volvimos a creer en los milagros.

Rodrigo Merluzo
En 2016 hemos sido testigos de algo insólito, y es que le han concedido el Nobel de Literatura… ¡a Bob Dylan! Algo muy discutible pero que para mí es una buena noticia. Me parece muy valiente por parte de La Academia hacer algo así sabiendo que le iba a salir urticaria al círculo más conservador de la literatura (y por ende, del mundo). Este año, un grupo de señores mayores suecos nos han recordado a todos el valor de hacer lo que consideres correcto pese a que el resto de la manada no esté de acuerdo. Bravo.

Bob Dylan Nobel Prize

Vega Pérez-Chirinos
En 2016, casi todos quisimos vivir en otro planeta. Y la buena noticia es que desde febrero conocemos un poco mejor el universo: por fin confirmamos que las ondas gravitacionales que predijo Einstein no sólo existen, sino que encima hacen un sonidito cuqui parecido al gorjeo de un pájaro. Un descubrimiento, que, dicen, cambiará nuestra forma de hacer ciencia. No sé vosotros, pero yo ahí oigo “se acerca el teletransporte” y me parece todo bien.

Rebeca Suárez
Dos hermanos daltónicos de EE.UU consiguieron ver colores este año por primera vez en su vida gracias a unas gafas especiales. El 2016 ha sido un poco así, una escala de grises constante con colores escondidos tras las gafas adecuadas. Sí, han pasado cosas horribles, pero también Pokémon Go, el anuncio de Spike Jonze para Kenzo, Childish Gambino, Frank Ocean, Beyoncé, niñas disfrazadas de Rey y de las Cazafantasmas, los memes (todos), Netflix, Arrival, Carol y un montón de cosas más, incluidas las marañuelas de mi abuela. Lo sé, no son internacionales, pero deberían.

María Trujillo
2016, qué bien lo tuyo, eh. Aunque hay que reconocerte que no lo has hecho tan mal. Puede que no haya habido grandes avances para la humanidad, pero una cosa de la que alegrarse es que has devuelto al mundo pop palabras como empoderamiento, feminismo… Puede que Beyoncé o Taylor Swift no sean lo que esperaban las sufragistas como líderes femeninas del siglo XXI, pero si consiguen que niñas de 14 años lleven camisetas de Girl Power yo me doy por contenta.

Glòria Fernández
Antes de enviar al 2016 a la Zona Fantasma, voy a salvarlo por dos motivos. Con él se ha iniciado el futuro y, sonará a eslogan, pero va a ser femenino: Simone Biles, el Formation Tour de Beyoncé, Hillary Clinton rozando la presidencia de los EE.UU., PJ Harvey volviendo del Infierno con ‘The Hope Six Demolition Project’, y Lucia Berlin rescatada del pasado… Pero LO MÁS de 2016, es que lo infame se ha combatido con amor, lo que más midiclorianos tiene. O sea que mucho AMOR y FUERZA para 2017.

Álvaro García Montoliu
Leo por todas partes que 2016 ha sido una mierda. Aunque razón no les falta a los que se lamentan de las muertes de tres de los iconos musicales más grandes (Cohen, Prince, Bowie), creo que éste ha sido el año con mejor cosecha desde que tengo uso de razón. Todos los que son algo en la industria se han decidido a lanzar disco (de tótems del indie como Radiohead a divas pop como Beyoncé pasando por esas joyas ya no tan de culto como Frank Ocean o Blood Orange) y, lo más importante, todos con trabajos casi excelentes. Será que últimamente estoy optimista pero veo que el ciclo musical – y vital – funciona a pleno rendimiento.

Alberto Peñalba
Varias de las noticias que me han hecho recuperar (un poco) la fe en la humanidad este año tenían un denominador común: Elon Musk. Las compañías de este Tony Stark de origen sudafricano siguen desarrollando vehículos eléctricos, haciendo realidad el futurista Hyperloop y presentando prometedoras innovaciones, como este tejado solar. Si al final todo sale mal pese a planear un futuro ecológico y sostenible, hay un plan B: colonizar marte.

Henar Ortega
Este año 2016 ha pasado algo que ha vapuleado el panorama musical nacional: la canción Antes de morirme de C. Tangana con Rosalía. Conozco una verdadera legión de treintañeros y treintañeras que van a estar de acuerdo con la afirmación de que esto es un temazo abismal: lo mejor que ha tocado nuestros oídos y corazones en los últimos 365 días. La unión artística de la primorosa cantaora millenial (que nos tiene locos) con el más blando del rollo me tiene al ciento por ciento.

Mireia Broca
Buscas noticias que cambian el mundo, inventos que lo revolucionan todo (compruebas que la aparición del cronut fue en el 2013 ¡y aún no lo has probado!), pero, al final, te das cuenta de que fue Arcade Fire quien te regaló uno de los mejores momentos del 2016. Un concierto en “petit comité” para una banda como la suya en el Razzmataz. Que se dejaran caer por Barcelona fue una de las alegrías del año y la forma de descubrir que, si quieres tener espacio vital en un concierto, no hay nada como presentarte embarazada de nueve meses.

Ya estaba así cuando llegué.

Comentarios


En esta web utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte información relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.