Escápate

Palma de Mallorca: Lo que no viene en las guías

Cuando pensamos en Mallorca, nos vemos tumbados en una de sus calas tomando el sol como lagartos, o en una piscina de hotel con una bebida refrescante en la mano

Cala Figuera, Mallorca, Spain

Cuando pensamos en Mallorca, nos vemos tumbados en una de sus calas tomando el sol como lagartos, o en una piscina de hotel con una bebida refrescante en la mano. Por la tarde, paseito por el puerto deportivo y a casita. Nada que ver, Palma tiene muchísimas más cosas que visitar y disfrutar. Te muestro algunas de ellas.

1. Senderismo por la montaña

Cuando pensamos en Mallorca, la imaginamos en azul, el azul del mar. El interior montañoso de Mallorca es un tesoro natural, lleno de senderos para caminatas y pueblos de piedra color miel que han permanecido intactos con el paso del tiempo. Una de las rutas que te recomiendo desde palma es la que lleva al Castillo de Bellver.

2. Diseño en Palma

Los más “fashionistas” estarán encantados paseando por el Paseo del Borne. Allí se concentra una selección de tiendas de diseñadores que no tiene desperdicio. También es el paseo, junto a la calle Jaime III, donde se concentran las más importantes cadenas comerciales de moda, así como las grandes firmas.

3. Montar en un tren de 1912

Algo muy chulo que recomiendo hacer desde Palma, es tomar el histórico ferrocarril de vía estrecha de 27,3 kilómetros desde Palma a Sóller. Es un antiguo tren con paneles de madera de 1912. El viaje te lleva a través de las montañas de la Tramuntana, a través de 13 túneles y varios puentes antes de llegar a Soller.

4. Lo de siempre, pero no igual

En Palma además puedes disfrutar del arte, comer estupendamente y hacer unas compras muy interesantes. Pero hasta para estas típicas actividades, hay algunos locales y rinconcitos que son puro oro.

Para tus compras, te recomiendo pasar por Piel de Gallina (calle Costa d’en Brossa). Se trata de un espacio dividido en dos partes: uno de moda vintage y otro de tendencias y prendas únicas. También Rialto Living, en la calle San Feliu. Se trata de una moderna concept store situada en un palacio de estilo barroco. Es un multiespacio, cuyo interior alberga moda, fragancias, decoración, un agradable café y exposiciones de arte.

En cuanto al arte y su contemplación, es de sobras conocido el estilo gótico y modernista que impregna la ciudad, pero la presencia del arte contemporáneo es menos conocido. te recomiendo acercarte a galerías y espacios como Kewening Gallery, en la calle San Feliu, Pelaires (calle Can Verí) y Aba Art (plaza de la Porta de Santa Catalina).

A la hora de comer tienes para todos los gustos. Empecemos por todo lo alto teniendo en cuenta que en la isla hay hasta 9 restaurantes estrella Michelín, en Palma hay dos: Adrian Quetglas y Marc Fosh.

En otro nivel y estilo, te recomiendo La Juanita, donde se ve en vivo cómo elaboran la comida. Clandestí Taller Gastronòmic es otra apuesta diferente, ofrece showcooking para pequeños grupos, degustación posterior y talleres de cocina.

Palma es una auténtica joyita para muchos desconocida. Lo mejor de todo, es que muchas ideas innovadoras maduran en la isla, a la vez que se conserva todo el olor de su tradición mediterránea, lo cual es siempre es síntoma de buena salud. Además, tiene un clima estupendo todo el año. O sea, como para hacer la maleta e irse ya. Pero ya.

mm
Piensa alto, siente hondo, habla claro