musica1.jpgUna de las cosas que me encantan de trabajar con espectáculos de música en Atrápalo es cuando descubres nuevos grupos, nombres que hasta ahora no te sonaban de nada, pero que ya sea por la descripción, la foto o un nombre evocador, decides que tienes que escuchar su música.

Algo parecido me pasó con Xavier Rudd, un hombre orquesta de origen australiano-canadiense, sin el que ahora no podría crear un recopilatorio de mis mejores canciones o los neoyorquinos Brazilian Girls, que ni son brasileños ni todo mujeres, pero que llegan a todos los continentes con un batiburrillo babeliano en sus letras, que van desde el alemán hasta el portugués, pasando por el inglés, el francés, el español…

En esta época de la liberalización del mercado de la música en Internet, un entorno donde desde los grupos más pequeños y desconocidos tienen cabida, es increíble la cantidad de nombres, artistas de distintas nacionalidades que pueden absorber nuestros mp3 y en definitiva nosotros mismos. Por eso, es tan emocionante descubrir nuevos músicos o viejos músicos que de otra forma no habrían llegado a mis oídos.

musica1.jpgUna de las cosas que me encantan de trabajar con espectáculos de música en Atrápalo es cuando descubres nuevos grupos, nombres que hasta ahora no te sonaban de nada, pero que ya sea por la descripción, la foto o un nombre evocador, decides que tienes que escuchar su música.

Algo parecido me pasó con Xavier Rudd, un hombre orquesta de origen australiano-canadiense, sin el que ahora no podría crear un recopilatorio de mis mejores canciones o los neoyorquinos Brazilian Girls, que ni son brasileños ni todo mujeres, pero que llegan a todos los continentes con un batiburrillo babeliano en sus letras, que van desde el alemán hasta el portugués, pasando por el inglés, el francés, el español…

En esta época de la liberalización del mercado de la música en Internet, un entorno donde desde los grupos más pequeños y desconocidos tienen cabida, es increíble la cantidad de nombres, artistas de distintas nacionalidades que pueden absorber nuestros mp3 y en definitiva nosotros mismos. Por eso, es tan emocionante descubrir nuevos músicos o viejos músicos que de otra forma no habrían llegado a mis oídos.

Tags : Espectáculos