Empieza el buen tiempo y se nos abre el apetito. Los rayos de sol nos transmiten energía, sí, pero no hay nada mejor que un sábado con amigos en una masía centenaria, disfrutando de unos buenos calçots. Y es que comer al aire libre transmite muy buenas vibraciones. Eso sí, antes de embarcarte en la aventura que ofrece una buena calçotada, tienes que conocer estos 5 lugares perfectos para ocasión. ¿Dónde eliges tú vivir la experiencia?

1. Canals & Munné

Si te gustan los calçots y buscas un lugar en el que vayan bien acompañados de tradición, acabas de encontrar tu “match” perfecto. Canals & Munné no es solo un restaurante de comida típica catalana, sinó que además esconde unas cavas originales de 1915, que podrás visitar mientras disfrutas de una buena calçotada acompañada de cata, por el mismo precio. Pero ten cuidado, porque aunque no hay límite de calçots, tu estómago tiene un tamaño limitado ;)

  • Ubicación: Plaza Pau Casals, 6, Sant Sadurní d’Anoia (Barcelona)

2. Masia Can Sidro

Muchos creen que calçots sin masía es como verano sin vacaciones, y un lugar perfecto para disfrutar de una calçotada de las de toda la vida, es la masía Can Sidro. Un lugar que te transportará al siglo XVIII, no solo por su aspecto, sino porque el servicio también es propio de la época. El lugar está regentado por la “mestressa”, su marido y sus hijas; una familia que te abre las puertas y te invita a saborear una tradición como pocas, en el contexto más auténtico.

  • Ubicación: Carrer Sant Isidre, 13-15, Palau-solità i Plegamans (Barcelona)

3. Bodega J Miquel Jané

Y seguimos con el desfile de masías. Si te gusta comer bien mientras respetas el medio ambiente, la Bodega J Miquel Jané te ofrece un menú que incluye 20 calçots ecológicos con su salsa romesco y una carne excepcional. Móntatelo en una masía tradicional catalana, rodeado de 100 hectáreas de viñas y bosques. Te sentirás como en la toscana, pero sin maletas, avión ni necesidad de alejarte de casa. Además la bodega ofrece también visitas guiadas y catas de vino. Repetirás.

  • Ubicación: Masia Cal Costas, s/n, Guardiola de Font-Rubí (Barcelona)

4. Mas Nadal

Como Hansel y Gretel, que andaron durante horas por el bosque hasta encontrar la casa de sus sueños, Mas Nadal sustituye golosinas por calçots en un ambiente de cuento. Sus instalaciones rústicas y sus jardines son el lugar ideal para cualquier celebración familiar o reunión con amigos. Se trata de una masía fechada en el siglo XVII que ofrece servicios excepcionales y emplea ingredientes de mercado cocinados por expertos chefs, para que te sientas como en los viejos tiempos, en casa de tu abuela.

  • Ubicación: Carrer Riera l’Avall, 8, Sant Andreu de Llavaneres (Barcelona)

5. Guilleumes

Pero si no eres tanto de masía y te gusta llegar y comer sin demasiadas contemplaciones, acabas de encontrar tu restaurante-calçotada ideal. Calçots de calidad seguidos de carne gustosa y siempre tierna, a un precio muy asequible. Sin duda destaca por su relación calidad-cantidad-precio. ¿Qué más se puede pedir? Guilleumes es ya un punto mítico para los amantes de las escapadas gastronómicas cerca de Barcelona.

  • Ubicación: Carrer de les Escoles, 5, Monistrol de Montserrat (Barcelona)

¿A qué esperas? Disfruta del sabor que nos da esta época del año y ponte el babero antes llenarte de carbón y salsa romesco.

mm
Amante de la música y las letras desde que tengo uso de razón, sueño con aprender todos los idiomas del mundo antes de los 30. No hay puzzle que se me resista, y tengo siempre las maletas listas para salir a la aventura. Las dos veces que he estado en África, he querido quedarme.