Está sonando

Lo mejor del esquí es el aprés esquí, y lo sabes

4 estaciones de esquí que no te puedes perder, si te gusta más bailar que bajar una pista negra.

Llega diciembre y tus amigos “ski-addicted”, fans hasta del frío que te cala los huesos, recuperan el grupo de whatsapp “Life is better skiing” de la temporada pasada. Socorro. Esquiar no es lo tuyo, y aunque todos sabemos que a menudo en los planes de esquí se hace de todo menos esquiar, hay que saber disimular. Y entonces buscas el grupo de whatsapp paralelo, que lleva por nombre “Less ski, more aprés ski”, y pides un poco de apoyo en forma de: “¿Quién se viene esta temporada a… esquiar? guiño, guiño ;);)”

1. Grandvalira, Andorra

Andorra es sin duda un paraíso para los amantes de este deporte, con casi tantos kilómetros esquiables como minutos tiene el día, y cuando se pone el sol, amanece la música. El restaurante L’Abarset, de Grandvalira, dispone de una gran terraza para todos aquellos esquiadores que quieren completar la jornada con unos bailes casi ortopédicos, con las botas de esquí puestas, pero con una sonrisa de oreja a oreja. Está ubicado a pie del sector de El Tarter i del 2 de diciembre al 8 de abril, a partir de las 16h cuenta con importantes artistas y DJ’s internacionales que consiguen hacer bailar a cualquiera hasta con los esquís puestos.

2. Ischgl, Austria

Conocida como la Ibiza de Los Alpes, Ischgl es uno de los mayores reclamos de Austria, que anualmente recibe visitas de celebrities tipo Paris Hilton. Y aunque suene raro, y te cueste imaginar a la diva enfundada en algo tan antiestético como un mono de esquí, parece que a las celebrities les gusta aparecer en este tipo de fiestas (aunque no piensen esquiar en todo el día). Ischgl se caracteriza por sus buenas pistas de esquí y por sus famosos conciertos de fin de temporada, conocidos como Top of the Mountain Concert, que se celebran a 2.300 metros de altitud , en la zona de Idalp. Artistas como Elton John, Bob Dylan, Tina Turner, Rihanna, o Rod Stewart ya se han dejado la voz en lo alto de Austria. Impresionante, ¿no?

3. Baqueira, España

En Baqueira este invierno la nieve cambiará de color, pasando del blanco al negro a medida que oscurece. Y es que el nuevo y flamante Snow Park se convertirá en el escenario del concierto Black Snow el viernes 28 de diciembre para poner la música por todo lo alto. Si tienes más de 21 años, no te puedes perder esta cita con el frío y el sonido. En este caso sí que tienes que comprar entrada si quieres disfrutar de un espectáculo de música electrónica de la mano de artistas como Lunnas, Katy Sainz, Pretty Pink o Angie O. Abrígate y prepárate para quedarte afónico en menos de un par de horas.

4. Sierra Nevada, España

Los andaluces se lo montan bien, esto no es nada nuevo. Y es que no solo disfrutan de la Semana Santa o la Feria de Abril como nadie, sino que en invierno tienen también una sierra para ellos, que está tan nevada como bien indica su nombre. No solo abren de día, sino que también puedes disfrutar de la nieve por la noche. Y más tarde no puede faltar el tapeo y las copas si la noche se alarga. La fiesta de Sierra Nevada dura hasta las tantas y suele empezar en el Soho, un clásico para tomar la primera copa. Después, bares como La Jaima o Tatmaka te esperan con los brazos abiertos antes de irte a la cama a reponer fuerzas para otro largo y duro día de esquí.

La temporada ya ha empezado, así que deja de sufrir por tus escasas habilidades sobre los esquís o la tabla,que hay mucho más que nieve esperándote en la cima. Y es que aunque pocos lo reconozcan… todo el mundo sabe que lo mejor del esquí es el après esquí.

mm
Amante de la música y las letras desde que tengo uso de razón, sueño con aprender todos los idiomas del mundo antes de los 30. No hay puzzle que se me resista, y tengo siempre las maletas listas para salir a la aventura. Las dos veces que he estado en África, he querido quedarme.