Eres un seriéfilo, el primer paso es admitirlo. El cliffhanger es tu droga, la tele tu adicción y cada vez necesitas más de esas dosis semanales para estar satisfecho. Es cierto que a muchos les resulta raro el que puedas decir de carrerilla todos los cameos de Friends en orden cronológico cuando no consigues recordar los minutos que tienes que dejar hirviendo los spaguettis. Pero ellos no te entienden, nosotros sí. Rachel es ya como una hermana y cuentas más anécdotas de Phoebe que de tu paso por la universidad.

giphy

Y estás de suerte, porque desde la estación de Chamartín se escucha una llamada y no es que quieras darte el pisto pero desde el primer estruendo ya sabías que se trataba de la intro de Juego de Tronos. La que ponen en la tele, la de verdad y no la versión limpita —la versión light, la que tu padre lleva en el móvil— que puede encontrarse en el Spotify. Llega el Festival Movistar+ de Series a Madrid. Tu agenda está completamente liberada y del 28 al 30 no piensas perderte esta cita ineludible para cualquier fan de la televisión que se precie.

giphy-3

Sin embargo, entiendo tu nerviosismo. Una cosa es ser el connoisseur de tu grupo, el que arrasa en los trivials del pub de la esquina, y otra muy diferente es plantarse cara a cara con los seriéfilos de pro sin que estos noten que eres un novato. Sin que acabes convirtiéndote en una Meg, un Milhouse o, aún peor, en alguien con tan poca presencia como Ann en la familia Bluth (¿quién?). Conocemos tu miedo y en Houdinis estamos aquí para ayudarte. Como dicen los ingleses: Fake It Until You Make It. Con nuestros consejos no sólo sabrás qué esperar del festival sino que podrás infiltrarte y codearte con los que más saben de tele.

Muestra tus colores

¿Cómo reconoces a un verdadero forofo del fútbol? Fácil, por la indumentaria. El forofo real lleva la camiseta del año en curso, serigrafiada en honor de ese nuevísimo fichaje que, seguro, seguro, va a suponer un antes y un después en la historia del equipo. Con los seriéfilos pasa una cosa parecida y es que el fandom no se corta a la hora de mostrar sus verdaderos colores. Cuanto más extraña y oscura sea la referencia en la camiseta, mayor el rango y el estatus del portador en la pirámide social televisiva.

giphy-6

Desde tops de aspecto lavado con publicidad de Los Pollos Hermanos, a prendas que detallan las reglas del piedra, papel, tijera, lagarto, Spock, todo tiene cabida en el Festival Movistar+ de Series, y es que no se le puede poner límites a la manera de mostrar el amor.

Sin embargo, los reyes de la fiesta, encumbrados como dioses por el resto de los fans, son aquellos aficionados que ni cortos de perezosos, deciden asistir disfrazados de sus personajes favoritos. Cosplayers hay de todo tipo: desde los que, muchas veces en grupo, han pasado meses fabricando, cosiendo y ultimando cada detalle de su vestimenta a aquellos, que con mucha más picardía que talento, deciden plantarse una sudadera negra y pasarse las horas divagando por las zonas comunes mientras pregunta una y otra vez si alguien puede ver a Mr.Robot.

Y es que un cosplay no es sólo la ropa, también influye la actitud. Imaginación frente a presupuesto. El traje pasado de moda que te enfundaste para la boda de tu prima puede ser el germen de un perfecto Don Drapper, unos pantalones anchos y una bolsita de caramelos azules te conforman a un Jesse Pinkman, al igual que un vestido viejo y calcetines por la rodilla pueden hacerte una Eleven de lo más apañada. Aunque aquí no olvides tu caja de Eggos, no es que tengas muchas frases para jugar.

La planificación es esencial

¿Eres un Señor del Tiempo? Si es así puedes saltarte este epígrafe. Si eres capaz de viajar a placer en tu TARDIS sin duda no necesitas estos consejos sobre cómo sacarle el máximo partido a las horas del festival. Los demás —nos voy a llamar «los normales» por eso de no herir sensibilidades— tenemos una dura tarea por delante. Decisiones que marcarán el devenir de nuestro fin de semana. Se trata de contestar a la eterna pregunta: ¿qué te apetece ver hoy?

El Festival Movistar+ de Series oferta proyecciones, coloquios y eventos simultáneamente para sacar todo el partido de sus diferentes salas. Desde un principios debemos saber qué es lo que nos interesa, establecer nuestras prioridades: ¿quieres conocer algo más sobre la producción y promoción audiovisual?, los talleres son entonces tu territorio, ¿quieres ser el primero en disfrutar de los estrenos más importantes?, vigila el programa para ver a dónde tienes que dirigirte. Si lo que buscas es una nueva perspectiva —o la posibilidad de asombrar a twitter con tus conocimientos— los coloquios son la manera más rápida y sencilla de educarte. Conocer la opinión de importantes seriéfilos y expertos en televisión puede conseguir que veas muchas de tus series favoritas con ojos nuevos.

Piensa en Emma de Glee, piensa en Jared (digo… Donald) de Silicon Valley ¿dejarían ellos algo al azar? Los verdaderos maestros no se conforman con llevar una captura del programa en el móvil (eso es tan 2012…) sino que aprovechan las apps de organización (el mismo Google Calendar, por ejemplo) para, con diferentes colores, priorizar y ordenar los eventos. Para los más importantes se pone una alarma. No consientas que nada te salga mal.

giphy-8

Si vienes de fuera de Madrid puede ser buena idea alojarse cerca y así no tener excusa para faltar a las sesiones golfas. Desplazarse da pereza y siempre corres el riesgo de no llegar a tiempo convirtiéndote así en el supervillano, de sobra conocido, que siempre entra en la sala haciendo ruido con el evento una vez empezado.

La clave para socializar es la polarización

Mientras que en otros grupos la gente se relaciona en base a lo que los une, los seriéfilos interactúan en base a la polarización. Toda serie tiene su equivalente, la luz para su oscuridad, el ying para su yang o su Foggy para su Matt Murdock, que levantará a otros seriéfilos en armas y dará pie a eternos debates con su sola mención.

Cuál es la mejor serie de la historia es la clave para conocer a fanáticos tanto de The Wire como de Los Soprano, la mejor representación geek será un combate a tres bandas entre los fans de Big Bang Theory, Silicon Valley y The IT Crowd y sólo hay que mencionar American Horror Story para que una horda de amantes del terror filosofee a tu alrededor acerca de cuál es, sin ninguna duda, la mejor temporada.

giphy-9

Por mucho que se caldee el ambiente, el seriéfilo es de natural un animal pacífico al que sólo logrará enfadar de verdad la posibilidad de haberse comido un spoiler aunque sea de la temporada cinco de Perdidos cuando la serie lleva en su lista de pendientes desde el 2007. Para guardarte las espaldas —los spoilers son un tema serio— debes acostumbrarte a preguntar por dónde va tu interlocutor antes de mencionar la más mínima información de la trama. ¡No importa que la serie esté basada en un caso real!

To Be Continued

Pero no todo es ver series y molar por los espacios comunes porque, al fin de cuentas, lo que va a preguntarte tu madre es si has comido bien o no. Y quien dice comer dice beber, porque estar hidratado es imprescindible para rendir a tope todo el fin de semana.

Un pintxo y una cerveza pueden ser el perfecto colofón para celebrar el día además de que ofrecen la oportunidad de organizar una mesa redonda amateur en la que poner en común con las nuevas y las viejas amistades las ficciones imprescindibles para esta nueva temporada.

Una cosa tiene que quedar clara, todos tenéis que comprometeros a ver las mismas ¿qué sentido tiene ver una serie si no tienes a nadie con quien comentarla?

Eres un seriéfilo, el primer paso es admitirlo. El cliffhanger es tu droga, la tele tu adicción y cada vez necesitas más de esas dosis semanales para estar satisfecho. Es cierto que a muchos les resulta raro el que puedas decir de carrerilla todos los cameos de Friends en orden cronológico cuando no consigues recordar los minutos que tienes que dejar hirviendo los spaguettis. Pero ellos no te entienden, nosotros sí. Rachel es ya como una hermana y cuentas más anécdotas de Phoebe que de tu paso por la universidad.

giphy

Y estás de suerte, porque desde la estación de Chamartín se escucha una llamada y no es que quieras darte el pisto pero desde el primer estruendo ya sabías que se trataba de la intro de Juego de Tronos. La que ponen en la tele, la de verdad y no la versión limpita —la versión light, la que tu padre lleva en el móvil— que puede encontrarse en el Spotify. Llega el Festival Movistar+ de Series a Madrid. Tu agenda está completamente liberada y del 28 al 30 no piensas perderte esta cita ineludible para cualquier fan de la televisión que se precie.

giphy-3

Sin embargo, entiendo tu nerviosismo. Una cosa es ser el connoisseur de tu grupo, el que arrasa en los trivials del pub de la esquina, y otra muy diferente es plantarse cara a cara con los seriéfilos de pro sin que estos noten que eres un novato. Sin que acabes convirtiéndote en una Meg, un Milhouse o, aún peor, en alguien con tan poca presencia como Ann en la familia Bluth (¿quién?). Conocemos tu miedo y en Houdinis estamos aquí para ayudarte. Como dicen los ingleses: Fake It Until You Make It. Con nuestros consejos no sólo sabrás qué esperar del festival sino que podrás infiltrarte y codearte con los que más saben de tele.

Muestra tus colores

¿Cómo reconoces a un verdadero forofo del fútbol? Fácil, por la indumentaria. El forofo real lleva la camiseta del año en curso, serigrafiada en honor de ese nuevísimo fichaje que, seguro, seguro, va a suponer un antes y un después en la historia del equipo. Con los seriéfilos pasa una cosa parecida y es que el fandom no se corta a la hora de mostrar sus verdaderos colores. Cuanto más extraña y oscura sea la referencia en la camiseta, mayor el rango y el estatus del portador en la pirámide social televisiva.

giphy-6

Desde tops de aspecto lavado con publicidad de Los Pollos Hermanos, a prendas que detallan las reglas del piedra, papel, tijera, lagarto, Spock, todo tiene cabida en el Festival Movistar+ de Series, y es que no se le puede poner límites a la manera de mostrar el amor.

Sin embargo, los reyes de la fiesta, encumbrados como dioses por el resto de los fans, son aquellos aficionados que ni cortos de perezosos, deciden asistir disfrazados de sus personajes favoritos. Cosplayers hay de todo tipo: desde los que, muchas veces en grupo, han pasado meses fabricando, cosiendo y ultimando cada detalle de su vestimenta a aquellos, que con mucha más picardía que talento, deciden plantarse una sudadera negra y pasarse las horas divagando por las zonas comunes mientras pregunta una y otra vez si alguien puede ver a Mr.Robot.

Y es que un cosplay no es sólo la ropa, también influye la actitud. Imaginación frente a presupuesto. El traje pasado de moda que te enfundaste para la boda de tu prima puede ser el germen de un perfecto Don Drapper, unos pantalones anchos y una bolsita de caramelos azules te conforman a un Jesse Pinkman, al igual que un vestido viejo y calcetines por la rodilla pueden hacerte una Eleven de lo más apañada. Aunque aquí no olvides tu caja de Eggos, no es que tengas muchas frases para jugar.

La planificación es esencial

¿Eres un Señor del Tiempo? Si es así puedes saltarte este epígrafe. Si eres capaz de viajar a placer en tu TARDIS sin duda no necesitas estos consejos sobre cómo sacarle el máximo partido a las horas del festival. Los demás —nos voy a llamar «los normales» por eso de no herir sensibilidades— tenemos una dura tarea por delante. Decisiones que marcarán el devenir de nuestro fin de semana. Se trata de contestar a la eterna pregunta: ¿qué te apetece ver hoy?

El Festival Movistar+ de Series oferta proyecciones, coloquios y eventos simultáneamente para sacar todo el partido de sus diferentes salas. Desde un principios debemos saber qué es lo que nos interesa, establecer nuestras prioridades: ¿quieres conocer algo más sobre la producción y promoción audiovisual?, los talleres son entonces tu territorio, ¿quieres ser el primero en disfrutar de los estrenos más importantes?, vigila el programa para ver a dónde tienes que dirigirte. Si lo que buscas es una nueva perspectiva —o la posibilidad de asombrar a twitter con tus conocimientos— los coloquios son la manera más rápida y sencilla de educarte. Conocer la opinión de importantes seriéfilos y expertos en televisión puede conseguir que veas muchas de tus series favoritas con ojos nuevos.

Piensa en Emma de Glee, piensa en Jared (digo… Donald) de Silicon Valley ¿dejarían ellos algo al azar? Los verdaderos maestros no se conforman con llevar una captura del programa en el móvil (eso es tan 2012…) sino que aprovechan las apps de organización (el mismo Google Calendar, por ejemplo) para, con diferentes colores, priorizar y ordenar los eventos. Para los más importantes se pone una alarma. No consientas que nada te salga mal.

giphy-8

Si vienes de fuera de Madrid puede ser buena idea alojarse cerca y así no tener excusa para faltar a las sesiones golfas. Desplazarse da pereza y siempre corres el riesgo de no llegar a tiempo convirtiéndote así en el supervillano, de sobra conocido, que siempre entra en la sala haciendo ruido con el evento una vez empezado.

La clave para socializar es la polarización

Mientras que en otros grupos la gente se relaciona en base a lo que los une, los seriéfilos interactúan en base a la polarización. Toda serie tiene su equivalente, la luz para su oscuridad, el ying para su yang o su Foggy para su Matt Murdock, que levantará a otros seriéfilos en armas y dará pie a eternos debates con su sola mención.

Cuál es la mejor serie de la historia es la clave para conocer a fanáticos tanto de The Wire como de Los Soprano, la mejor representación geek será un combate a tres bandas entre los fans de Big Bang Theory, Silicon Valley y The IT Crowd y sólo hay que mencionar American Horror Story para que una horda de amantes del terror filosofee a tu alrededor acerca de cuál es, sin ninguna duda, la mejor temporada.

giphy-9

Por mucho que se caldee el ambiente, el seriéfilo es de natural un animal pacífico al que sólo logrará enfadar de verdad la posibilidad de haberse comido un spoiler aunque sea de la temporada cinco de Perdidos cuando la serie lleva en su lista de pendientes desde el 2007. Para guardarte las espaldas —los spoilers son un tema serio— debes acostumbrarte a preguntar por dónde va tu interlocutor antes de mencionar la más mínima información de la trama. ¡No importa que la serie esté basada en un caso real!

To Be Continued

Pero no todo es ver series y molar por los espacios comunes porque, al fin de cuentas, lo que va a preguntarte tu madre es si has comido bien o no. Y quien dice comer dice beber, porque estar hidratado es imprescindible para rendir a tope todo el fin de semana.

Un pintxo y una cerveza pueden ser el perfecto colofón para celebrar el día además de que ofrecen la oportunidad de organizar una mesa redonda amateur en la que poner en común con las nuevas y las viejas amistades las ficciones imprescindibles para esta nueva temporada.

Una cosa tiene que quedar clara, todos tenéis que comprometeros a ver las mismas ¿qué sentido tiene ver una serie si no tienes a nadie con quien comentarla?

mm
Soy el tipo de chica que va tarareando Grease en el supermercado.