Halloween “Around the world”

Houdini Senior 1 min
¿Dónde vas a pasar la noche de Halloween? Antes de escoger un destino recorre estos ocho lugares del mapa, y prepárate para descubrir todo tipo de tradiciones que te pondrán los pelos de punta.

¿Dónde vas a pasar la noche de Halloween? Antes de escoger un destino recorre estos ocho lugares del mapa, y prepárate para descubrir todo tipo de tradiciones que te pondrán los pelos de punta. Vayamos al grano, ¿cómo se celebra alrededor del mundo la noche más temida del año?

Irlanda

Los irlandeses celebran Halloween enfundados en todo tipo de disfraces, los niños recaudan dulces por todo el vecindario y se adornan los rincones con calabazas desdentadas. Pero además, la gente se reúne la noche del 31 en torno a una gran hoguera que ahuyenta a los espíritus, y se narran las historias más terroríficas.

 

Alemania

Los alemanes tienen muy claro que la noche de Halloween quieren pasar miedo. La tradición por excelencia en este país es disfrazarse de personajes de películas de miedo. Además, esa noche guardan bajo llave todos los cuchillos de la casa, para no hacer daño a los espíritus que están regresando.

Inglaterra

En Londres, a partir de la segunda quincena de octubre, muchos establecimientos organizan desfiles, fiestas temáticas, exposiciones y todo tipo de actividades en torno al miedo y la muerte. Si viajas a Inglaterra en estas fechas, no puedes perderte el Autobús Fantasma, o cenar un menú especial con platos que imitan, por ejemplo, dedos amputados. Pero tranquilo… “los dedos” no son tuyos.

Estados Unidos

Los estadounidenses son unos auténticos fanáticos de esta fiesta y es sin duda el lugar donde más se celebra. Semanas antes ya van a comprar calabazas al mercado y las adornan con aspecto fantasmal. Tanto niños como adultos se disfrazan y decoran sus casas transformándolas en auténticas piezas de museo. A lo grande, como todo lo Yankee. No te extrañes si te cruzas con un desfile de muertos vivientes que deambulan por la calle, o si un grupo de mini-zombis y brujas que no levantan un palmo del suelo  llama a tu puerta y te pregunta “¿Truco o trato?”

México

Los mexicanos celebran, durante tres días, una fiesta que representa tanto la vida como la muerte. Los niños juegan un papel muy importante, y salen disfrazados la noche del 31 de octubre. El 1 de noviembre, día de todos los Santos, se hacen ofrendas religiosas, y el 2 de noviembre se obsequia a todos los muertos con desfiles, decoraciones florales en los cementerios y ofrendas de golosinas, panes y tortas, a familiares. Si estás en México en estas fechas, tienes que probar el “pan de los muertos” y las “calaveritas dulces”.

España

En España tenemos varias tradiciones, pero un denominador común: nos encantan las castañas. En Galicia celebran el “Magosto”, un evento profundamente relacionado con el culto a los muertos, y es habitual dejar el fuego de la casa encendido, rodeado de alimentos para que los espíritus de los difuntos vuelvan a sus hogares durante la noche, a calentarse. En Cataluña está la “Castanyada”, donde se comen castañas asadas, boniatos y panellets acompañados de vino Moscatel. El País Vasco la llama Gaztanierra, en Cantabria es Magosta y en Asturias Amagüetsu, donde las castañas se toman con sidra dulce.

Australia

En Australia se decoran las calles y se hacen tours fantasmas por casas abandonadas o sitios “malditos” o “encantados”. Todo el mundo se disfraza, los niños para ir puerta por puerta recogiendo caramelos y los adultos para hacer fiestas temáticas. También es muy típico decorar las casas y los jardines con elementos como telas de araña, calabazas y hasta efectos especiales. Además, en los parques suelen proyectar películas de terror y se organizan actividades y lecturas de miedo.

China

El Festival de los Fantasmas Hambrientos tiene lugar en julio, pero es considerado el Halloween de China. El Teng Chieh tiene por objetivo hacer las paces con los fantasmas enojados.

Los chinos creen que las “puertas del infierno” se abren a lo largo del mes de julio y muchos fantasmas rencorosos andan libres en busca de venganza. Las personas intentan tranquilizarlos con ofrendas de agua y alimentos que dejan junto a los retratos de sus difuntos. Algunos incluso crean regalos de papel para los fantasmas y les prenden fuego.

Está claro que cualquier excusa es buena para hacer una fiesta, así que no te resistas, que vayas donde vayas, alguna calabaza, castaña u hoguera purificadora te va a tocar.