Se ve que el frío, la lluvia y el fin de las Navidades nos pone tristes, pero si además estos tres acontecimientos ocurren un lunes, resulta que es el día más trágico del año. Aun así, yo no sé si creérmelo mucho. Y es que me he propuesto convertir el mundialmente conocido como Blue Monday, “el día más triste del año”, en una ocasión perfecta para disfrutar más que nunca de la vida; aunque solo sea por llevar la contraria.

Este concepto nació en 2005 de la mano del psicólogo Cliff Arnall, quien seguramente tendría un mal día o se habría levantado con el pie izquierdo; quién sabe. Sus argumentos defendían que tras los excesos navideños y la falta de cumplimiento de los propósitos de año nuevo, nadie tenía fuerzas para estar feliz el tercer lunes del año, “but please, do not panic”.

Convierte el “blue” de la tristeza en un rojo brillante y ríete de una teoría que sólo se cumplirá si tú quieres. ¿Necesitas ideas para superarlo? Recuerda que un lunes puede ser como un viernes, todo depende de cómo te lo montes, así que toma nota de estos pequeños pero muy útiles tips que seguro te sacan más sonrisas que lágrimas, por muy “blue” que pinte el día:

1. Prepárale el desayuno a algún miembro de tu familia porque sí, y sácale una sonrisa.

2. Planta un árbol y siembra vida aunque llueva, truene o haga un viento huracanado.

3. Desconecta y pon un rumbo nuevo a tu pasaporte. No hace falta que vayas muy lejos, solo lo suficiente para salir de tu burbuja.

4. Date un baño relajante, de aquellos con más espuma que agua, y añade hasta música y velas aromáticas a tu momento TOP.

5. Date un capricho: hazte con aquella tontería que siempre te ha hecho gracia pero no has tenido el valor de adquirir por el motivo que sea.

6. Únete al #10yearschallenge y aprovecha para recordar viejos momentos con quién más te apetezca.

7. Adopta un animal, ya sea perro, hurón o tortuga. En este último caso seguro que no solo te alegra el día, sino que tienes su cariño para los próximos 300 años.

Hoy deja de lado los tonos grises y azules y vístete de rojo. Porque a veces solo necesitamos una excusa para ir a contracorriente y hoy he encontrado una perfecta. Así que doy por inaugurado mi “red monday” particular y voy a buscar una tortuga que pueda ver la evolución de las cuatro próximas generaciones de mi familia.

Tags : Blue monday
mm
Amante de la música y las letras desde que tengo uso de razón, sueño con aprender todos los idiomas del mundo antes de los 30. No hay puzzle que se me resista, y tengo siempre las maletas listas para salir a la aventura. Las dos veces que he estado en África, he querido quedarme.