No, lo nuestro no es un frío de postal navideña. Además, aquí solo nieva por error. Pero, este año tampoco fui.

Aunque apunta que este será el invierno más caluroso de la historia y, por lo tanto, no tendría muchos motivos para quejarme, la inercia me ha llevado a pensar en mi destino platónico. Y es que se ve que a lo largo del tiempo me he hecho pesada con la expresión y los conocidos cuando me ven ya me preguntan: “¿y qué piensas hacer en Canarias este año?”. Lo mejor es que les respondo. Me he dado cuenta de que tengo un plan de viaje, solo hace falta cumplirlo.

Iré a la playa

Si por un motivo huyes de tu ciudad en Navidad rumbo a las Islas Canarias es porque buscas calor, sol y playa. Uy, sí, he empezado muy a lo 8 apellidos canarios, cayendo de cabeza en los tópicos. Pero no voy a pedir disculpas por ello. No os voy a mentir, quiero esto, por eso me largo. Pienso ir a Fuerteventura, tal vez a la Península de Jandía, y tumbarme al sol, enterrar los pies en la fina arena y bañarme en las aguas color esmeralda. Me sacaré fotos que después colgaré en Instagram. Odiaréis mis hashtags rabiosos, pero la que se presentará morenita en la oficina después de fiestas seré yo.

Playa Canarias
Autor: Darío Romero.

Sobrevolaré el Teide

Me lanzaré en parapente biplaza para poder tener la mejor perspectiva de las formas volcánicas. En la pista de Izaña, en el Parque Nacional del Teide, hay la pista con mayor desnivel de Europa. Saltas a 2.200 metros y aterrizas en la playa.

No será la única actividad que haga, la posibilidad de ve ballenas y delfines también forma parte de mi lista. ¡Quiero hacer esta excursión

Teide Canarias
Autor: AlfonsoRamón.

Pasearé por los pueblos de Tenerife

Callejearé por el pasado colonial y pesquero de San Cristobal de la Laguna, Santa Cruz de Tenerife, Garaichico y La Orotava. Buscaré algún descuento para dos restaurantes que me han recomendado La Vieja y el Cho Zacarías. Me pararé en Icod de los Vinos para desgustar conejo con papas y comprobar si me imaginaba más grande el Drago Milenario.

Tenerife
Autor: Bgabel.

Visitaré El Hierro

Y lo haré porque yo también estuve hace unos años pendiente de las noticias para saber como evolucionaban sus actividades sísmicas y porque sigo “Juego de Tronos. Haré la ruta de los miradores naturales que formaron las escorias y las lavas de esta isla vertical moldeada por los volcanes.

El Hierro
Autor: José Mesa.

Igual me subo a un camello en Lanzarote

Esto aún no lo tengo claro, pero que iré a Lanzarote, seguro. Por lo que parece la isla tiene tanta variedad de paisajes que la declararon Reserva Mundial de la Biosfera por la UNESCO. Me encanta la idea de andar por una tierra que dicen que es lunar y rojiza y sentirme como un extraterrestre.

Lanzarote
Autor: Gernot Keller.

Saborearé el desierto en las dunas de Maspalomas

Su situación y el clima árido, casi desierto, dan la sensación de que un trocito del Sáhara se haya escapado a Gran Canaria. Quiero sentirme como Lawrence de Arabia entre este campo de dunas que, por suerte, salvaron de la masificación de las urbanizaciones turísticas declarándola a principios de los ochenta Reserva Natural Especial.

Tió, papá Noel, Reyes Magos, tía del pueblo, temperaturas de mes de abril en Barcelona… No me paréis, que va en serio: “el año que viene me voy a Canarias”.

Maspalomas
Autor: Marc Ryckaert.

Imagen de cabecera de: El Coleccionista de Instantes Fotografía & Video.

No, lo nuestro no es un frío de postal navideña. Además, aquí solo nieva por error. Pero, este año tampoco fui.

Aunque apunta que este será el invierno más caluroso de la historia y, por lo tanto, no tendría muchos motivos para quejarme, la inercia me ha llevado a pensar en mi destino platónico. Y es que se ve que a lo largo del tiempo me he hecho pesada con la expresión y los conocidos cuando me ven ya me preguntan: “¿y qué piensas hacer en Canarias este año?”. Lo mejor es que les respondo. Me he dado cuenta de que tengo un plan de viaje, solo hace falta cumplirlo.

Iré a la playa

Si por un motivo huyes de tu ciudad en Navidad rumbo a las Islas Canarias es porque buscas calor, sol y playa. Uy, sí, he empezado muy a lo 8 apellidos canarios, cayendo de cabeza en los tópicos. Pero no voy a pedir disculpas por ello. No os voy a mentir, quiero esto, por eso me largo. Pienso ir a Fuerteventura, tal vez a la Península de Jandía, y tumbarme al sol, enterrar los pies en la fina arena y bañarme en las aguas color esmeralda. Me sacaré fotos que después colgaré en Instagram. Odiaréis mis hashtags rabiosos, pero la que se presentará morenita en la oficina después de fiestas seré yo.

Playa Canarias
Autor: Darío Romero.

Sobrevolaré el Teide

Me lanzaré en parapente biplaza para poder tener la mejor perspectiva de las formas volcánicas. En la pista de Izaña, en el Parque Nacional del Teide, hay la pista con mayor desnivel de Europa. Saltas a 2.200 metros y aterrizas en la playa.

No será la única actividad que haga, la posibilidad de ve ballenas y delfines también forma parte de mi lista. ¡Quiero hacer esta excursión

Teide Canarias
Autor: AlfonsoRamón.

Pasearé por los pueblos de Tenerife

Callejearé por el pasado colonial y pesquero de San Cristobal de la Laguna, Santa Cruz de Tenerife, Garaichico y La Orotava. Buscaré algún descuento para dos restaurantes que me han recomendado La Vieja y el Cho Zacarías. Me pararé en Icod de los Vinos para desgustar conejo con papas y comprobar si me imaginaba más grande el Drago Milenario.

Tenerife
Autor: Bgabel.

Visitaré El Hierro

Y lo haré porque yo también estuve hace unos años pendiente de las noticias para saber como evolucionaban sus actividades sísmicas y porque sigo “Juego de Tronos. Haré la ruta de los miradores naturales que formaron las escorias y las lavas de esta isla vertical moldeada por los volcanes.

El Hierro
Autor: José Mesa.

Igual me subo a un camello en Lanzarote

Esto aún no lo tengo claro, pero que iré a Lanzarote, seguro. Por lo que parece la isla tiene tanta variedad de paisajes que la declararon Reserva Mundial de la Biosfera por la UNESCO. Me encanta la idea de andar por una tierra que dicen que es lunar y rojiza y sentirme como un extraterrestre.

Lanzarote
Autor: Gernot Keller.

Saborearé el desierto en las dunas de Maspalomas

Su situación y el clima árido, casi desierto, dan la sensación de que un trocito del Sáhara se haya escapado a Gran Canaria. Quiero sentirme como Lawrence de Arabia entre este campo de dunas que, por suerte, salvaron de la masificación de las urbanizaciones turísticas declarándola a principios de los ochenta Reserva Natural Especial.

Tió, papá Noel, Reyes Magos, tía del pueblo, temperaturas de mes de abril en Barcelona… No me paréis, que va en serio: “el año que viene me voy a Canarias”.

Maspalomas
Autor: Marc Ryckaert.

Imagen de cabecera de: El Coleccionista de Instantes Fotografía & Video.

mm
Solo llego puntal cuando voy al cine, no sé resistirme a un mal plan y soy tan inútil orientándome que me perdería en mi propio museo. Espero que algún día declaren las patatas chips pilar de la dieta mediterránea. Me acompaña un ratón vaquero de nombre Cowmouse.