Hemeroteca

El Redescubrimiento de Puerto Rico

12.05.2015
La isla de Puerto Rico fue descubierta por Cristóbal Colón en su segundo viaje a América. Allá por 1493, casi nada… 100 años después de perderla como colonia (en nuestro lejano annus horribilis de 1898), ya toca que Puerto Rico nos redescubra ahora todo su esplendor y encanto caribeño sin perder su enriquecedor horizonte atlántico.

Puerto Rico es la isla Estrella del Caribe. Y también es una isla singular, por muchas razones. No sólo por su estatus político al ser un estado libre asociado a EE.UU. Su ubicación al noreste del Caribe, le hace disfrutar también de las virtudes de las aguas atlánticas. Por si fuera poco, el pasado hispánico centenario tiene unas de sus consecuencias en que el español, junto con el inglés, sea uno de los idiomas oficiales de la isla-estado.

Puerto Rico es un destino diferente: por su pasado colonial español por los elementos de la cultura norteamericana actual, por estar en el Caribe…  e incluso por sus reminiscencias africanas, al ser un lugar de paso del comercio de esclavos hace muchos siglos. Y además, gracias su  diversidad de ecosistemas, bosques y selvas tropicales más sus paradisiacas playas de aguas que van del cristalino al azul turquesa, pasando por el verde esmeralda, hacen de la isla Estrella un destino imprescindible.

Dejémonos llevar por el tempo caribeño, y descubramos un poquito más los tesoros de la isla Estrella:

Vista de La Fortaleza, San Juan
Vista de La Fortaleza, San Juan por Ricymar Photography.

San Juan

Es la capital y el centro neurálgico de Puerto Rico. Y una mezcla única del estilo de vida caribeño y norteamericano. Pero sin olvidar la entidad que le da el pasado colonial español. No hay una ciudad igual en el mundo. 

Te lo aseguramos; puedes dar un paseo en el viejo San Juan, entre calles adoquinadas, iglesias del S.XVI, coloridos edificios del S. XVII y llegar hasta su famosa fortificación, La Fortaleza (Patrimonio de la Humanidad desde 1983), y tomarte una autóctona piña colada (aquí nació) en alguna de sus estupendas playas urbanas, después de haber estado de compras en algunas de sus muchas y completas tiendas de la zona comercial de San Juan. Todo en menos de una hora. Pero si el tiempo no nos preocupa demasiado, llega el momento de…

Las playas de Puerto Rico

Es mentar el Caribe y lo primero que se viene a la cabeza es estar tumbado bajo el sol, sobre una arena fina y blanca. Bien, pues en la Isla Estrella tienes más de 400 kms de costa llena de playas caribeñas. Y entre todas ellas, paradisiacas todas, pocos sitios pueden presumir de tener Playa Flamenco. Situada a en la pequeña Isla Culebra (10´ en avioneta, una hora en barco), está considerada por todos los (afortunados) que saben mucho de esto, como una de las mejores y más bonitas del mundo. Playa Flamenco sale en todas las listas, comprobadlo. Por algo será.

Playa Flamenco
Playa Flamenco, la segunda mejor playa del mundo por Marco Zenferrari.

 

Otra playa que sale en todas las listas es la de Rincón Oeste. Todo el mundo dice que disfruta de uno de los mejores atardeceres que existen. Pero mejor que no te le cuenten, y ve a comprobarlo.

Dejamos para la noche a uno de los espectáculos naturales más impresionantes que existen…

Para ello regresamos a una isla, a Vieques (al noreste, como isla Culebra). La salida del ejercito nortemericano de la isla apenas hace 10 años, nos ha permitido disfrutar de la belleza de esta pequeña isla. Antes de que llegue la noche, y para abrir boca (lo justo), los aficionados al buceo y submarinismo han encontrado su particular paraíso dentro del paraíso que es Puerto Rico. Arrecifes de coral de multitud de tipos dejaran sin aire (lo justo, otra vez) a todo aquel que se sumerja en sus aguas cristalinas. Pero aún hay más. Llega la noche y en Bahía Mosquito se da una de las grandes maravillas del mundo natural; si decides darte un baño en sus aguas descubrirás cómo con tu chapoteo, el agua a tu alrededor empezará a brillar. Se trata del fenómeno de la bioluminiscencia, y se lo tenemos que agradecer a los millones y millones de microorganismos bioluminiscentes que allí tienen a bien concentrarse. Otra vez, por algo será. ¿Qué tendrán estas aguas portorriqueñas que son las elegidas por estos bichitos invisibles e inofensivos?

 También hay montaña…

En Puerto Rico hay sitio para todo… Aunque no lo parezca, el origen volcánico de la isla hace que el 40% del territorio sea considerado montañoso.

 La isla Estrella se podría dividir en dos, la parte norte, más atlántica y húmeda, y la del sur, más tropical y algo más seca. Y entre ellas la cordillera central, donde está el punto más alto, Cerro de la Punta (1340 mts). Desde su cima, en días claros, es posible ver los límites de la isla en todas las direcciones. Esta amplia variedad geográfica, da pie a diferentes ecosistemas de bosques y selvas. De entre todos ellos, destaca el bosque tropical de El Yunque. Tiene la consideración de Parque Nacional por EE.UU y se le conoce también por ser uno de los lugares más lluviosos del mundo. Además, concentra una gran variedad de flora y fauna, resaltando los más de 20 tipos de orquídeas que crecen protegidas entre su vegetación. Es un bosque tropical altamente protegido por su importancia, y aunque no se puede recorrer a motor y ni siquiera en bici de montaña, merece la pena hacer una excursión a pie por sus senderos. Podemos llegar hasta uno de sus miradores, el de la Torre Monte Britton, desde el cual, en un día claro, seremos capaces de ver Isla Culebra, Vieques, y gran parte de la zona noreste de la isla Estrella. Y como desde casi todos los miradores, es muy fácil sentirse “stendhalizado” ante la apabullante belleza natural que se contempla desde allí…

El Yunque
Vista desde el bosque de El Yunque por Trish Hartmann.

 Y por si fuera poco…

Como en todo gran destino turístico, Puerto Rico ofrece a sus visitantes una colorida, por su variedad, paleta de actividades muy disfrutables. Y para todos los bolsillos:

GOLF El clima y orografía de la isla Estrella es idóneo para la práctica de este deporte. 25 campos de golf para todos los niveles te esperan a que mejores tu par, te inicies a empuñar el put, o simplemente, que disfrutes del Puerto Rico Open y veas en acción a las estrellas del golf del Tour PGA que se celebra en la isla desde 2008.

GASTRONOMÍA Con semejante riqueza natural y el clima tan privilegiado del que dispone la isla Estrella, no es de extrañar que su gastronomía autóctona sea una de las mejores de América. Pero no sólo podremos maravillar nuestro paladar con el mofongo; una montaña de plátano verde frito majado, rellenado de marisco, cerdo, o si quieres algo más light, verduras. Si eres de caldos, has de probar el asopado, una sopa caliente espesa sazonada con un sofrito, pollo adobado, verduras y arroz. Para los días menos cálidos es perfecta. Y luego está la fiesta de comer un lechón: tan sencillo como un cerdito asado al carbón. Y decimos fiesta, porque allá donde hay se asa un lechón habrá una celebración. Y no podemos olvidar que los mejores chefs del Caribe están en San Juan, capital gastronómica de Centroamérica. En los mejores restaurantes de Puerto Rico puedes disfrutar la comida fusión que mezcla gustosamente la cocina taína, española e incluso africana. Para comer bien, ya lo sabes, desde puestos callejeros hasta la alta cocina portorriqueña, no puedes regresar sin haber saboreado las delicias de la isla Estrella.

LA NOCHE DE PUERTO RICO Si después de un ajetreado día en playas de ensueño, bosques tropicales o tras una ruta de turismo cultural contemplando el enriquecedor arte urbano y cásico portorriqueño… si aún así quieres disfrutar de la noche, estás nuevamente en el lugar adecuado. Otra vez, tienes de todo. Si quieres bailar tienes muchas opciones. Desde salsear en cualquiera de los muchos club de salsa repartidos por toda la isla Estrella (recuerda, Puerto Rico es la cuna de la música Salsa), hasta moverte al ritmo electrónico de los mejores dj´s del Caribe. Y si lo que quieres es probar suerte, tienes una extensa red de casinos de todo tipo abiertos toda la noche. Ya habrá tiempo de dormitar bajo una hamaca durante el día, ¿no?

Hemos hecho un pequeñito repaso a las maravillas exclusivas de la isla Estrella, pero hemos dejado para el final a lo mejor. Y no es ni una relajante cala perdida bajo los cocoteros, ni flipar haciendo esnórquel junto a un arrecife de coral, ni siquiera una cena romántica en cualquiera de los modernos restaurantes del bello San Juan. Todo eso es fabuloso, sí, pero lo mejor de Puerto Rico son… sus habitantes. Sus perennes sonrisas, su divertido spanglish, su sentido sentimiento acogedor con el extranjero… Los portorriqueños y portorriqueñas harán que tu viaje a Puerto Rico sea una invitación a la felicidad. En definitiva, la isla Estrella es un lugar del que nadie quiere marcharse.

Tienes que comprobarlo por ti mismo…

San Juan
San Juan, capital de Puerto Rico por Ricardo Mangual.

 

Cuentista con experiencia en finales felices y que sobre todo, intenta disfrutar del viaje. Como periodista de motor que es, lo dejaría todo por un improvisado “road trip”, aunque también se conforma con las posibilidades de una excursión a la vuelta de la esquina. Pero como muchas veces no pasa nada, se va al cine tan contento. Y cuando le toca, está encantado de escribir por aquí de lugares y viajes chulos.

Comentarios


En esta web utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte información relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.