Trending topic

“Black Friday”: cada vez menos black y menos friday

Tras la resaca de la Shopping Night, llega la fiebre del “Black friday”. Parece que las ofertas han llegado para quedarse y nos persiguen por todas partes. Se trata de una carrera de obstáculos en la que casi todos caemos antes o después, y con suerte nos llevamos un par de ofertones. Pero, ¿a qué se debe este fenómeno?

Tras la resaca de la Shopping Night, llega la fiebre del “Black friday”. Parece que las ofertas han llegado para quedarse y nos persiguen por todas partes. Se trata de una carrera de obstáculos en la que casi todos caemos antes o después, y con suerte nos llevamos un par de ofertones. Pero, ¿a qué se debe este fenómeno?

Hace poco más de 60 años, la revista americana “Factory Management and Maintenance” escribió sobre un curioso fenómeno que se repetía en los trabajadores de varias empresas, el cuarto viernes de noviembre. A la mañana siguiente del día de Acción de Gracias, tras haber compartido el pavo con la familia, los teléfonos de los jefes sonaban sin parar recibiendo excusas con las palabras “enfermedad” y “no podré ir al trabajo” en la misma frase.

Unos años más tarde, el New York Times recogió la expresión “Black friday”, que cada vez era más popular, para bautizar el día del año con más compras y más tráfico, en que los números pasaban de rojo (negativo) a negro (positivo): Era el momento que marcaba el inicio de las compras de Navidad.

Sin embargo, no fue hasta el año 2000 que las tiendas vieron una clara oportunidad de negocio para empezar con sus campañas navideñas; la excusa perfecta para arrancar la temporada festiva. Con los años nos hemos vuelto un poco más locos, y lo que antes era solo un hito comercial, hoy se ha convertido en una fiebre consumista que nos agrupa a todos en masa frente a tiendas y pantallas, en busca del chollo de nuestras vidas.

Los descuentos cada vez empiezan antes con las famosas “Black Weeks”, y muchas veces no se respeta ni el color original de la jornada. No te extrañes si te encuentras con términos como “White Friday” o si te cruzas con la “Yellow Week” de Vueling. Está claro, el color es lo de menos, aquí lo único que importa es vender, cuanto más y más barato, mejor.

Las 3 ofertas más curiosas

Cada vez son más las empresas y comercios que quieren sumarse a la batalla de precios y aprovechar el “Black Friday”. Tanto es así, que en ocasiones se pueden encontrar las ofertas más inverosímiles.

¿Pensando en cambiar de cara?

He aquí una oferta dorada para todos aquellos que quieren retocar su aspecto. La clínica de cirugía estética Dorsia ofrece un 50% de descuento en técnicas que, cualquier otro día, te pueden salir por un ojo de la cara. Desde luego, cambiar tu look nunca fue tan asequible, pero no te ofendas si luego no te reconocen en las cenas de Navidad… tiempo al tiempo.

“Hazte español”, por cuatro duros

Tramitar la nacionalidad española te puede costar un 35% más barato si contratas los servicios de Vicente Marín, abogado experto en derecho de extranjería. La oferta incluye todos los trámites, incluso el recurso de reposición, en caso de ser denegada.

Compra ya el marisco de Navidad

La fiebre del consumo ha afectado también a la alimentación, y puedes ver ofertas de centollos, nécoras o langostinos congelados para que te los lleves y esperen en el congelador hasta nochebuena. Ser previsor nunca está de más, pero estamos hablando de  un mes de antelación… y seguro que más de uno hará la compra dos veces, sin darse cuenta.

Está claro que con tanta oferta algo te vas a llevar, así que agudiza el olfato y ponte manos a la obra. Seguro que encuentras aquello que siempre has soñado tener pero no lo sabías, hasta que lo has visto al 50%.

mm
Amante de la música y las letras desde que tengo uso de razón, sueño con aprender todos los idiomas del mundo antes de los 30. No hay puzzle que se me resista, y tengo siempre las maletas listas para salir a la aventura. Las dos veces que he estado en África, he querido quedarme.