Living

4 Christmas shows para amantes o haters de los villancicos

Hay infinitas formas de vivir la Navidad, del mismo modo que hay infinitas personalidades y formas de ver las cosas.

Hay infinitas formas de vivir la Navidad, del mismo modo que hay infinitas personalidades y formas de ver las cosas. Puedes ser un “christmas lover” de esos que llevan el jersey de renos grabado en la piel durante el mes de diciembre, o un “scrooge” que huye de todo lo que contenga rojo y verde. Aún así, hay algo seguro: seas como seas no te vas a librar de esta época del año, así que encuentra tu “show match” y acomódate en tu butaca. ¿Con cuál de estos perfiles te identificas?

1. El “Christmas lover”

Cuentas los días que quedan para que se enciendan las luces del barrio y adornas tu casa desde el minuto uno. Te encanta que te sorprendan, y no puedes dormir por las noches pensando quién será tu “amigo invisible”. Sigue leyendo. Del 14 de diciembre al 3 de enero podrás alucinar con el espectáculo de magia de Mag Lari “25 il·lusions”. Soñarás como nunca antes lo habías hecho. Apariciones y desapariciones, predicciones imposibles, ilusiones, efectos especiales y una gran cucharada de humor son algunos de los ingredientes de este show mágico. ¡Querrás repetir!

2. El “Scrooge”

Tal vez te cuesta reconocerlo, pero cuando oyes un villancico se te pone la piel de gallina y tus piernas piden a gritos una retirada. Tu actitud frente a esta época del año es un poco “scrooge” y necesitas más de humor y alegría en tu vida. “Adossats” es sin duda la obra que tienes que ver estas fechas. No solo no escucharás la palabra Navidad en ningún momento, sino que la obra transcurre en abril y presenta un Sant Jordi de lo más original, de la mano de una familia de tres generaciones que celebran juntos este día en una urbanización de casas adosadas. Si quieres ver cómo un rosa puede pinchar más de la cuenta, o un dragón puede quemar todo lo que encuentra a su paso, del 14 de diciembre al 6 de enero, no te puedes perder  “Adossats”. Olvídate de Blancanieves, verás cómo también hay princesas que tienen mucho, mucho, carácter.

3. El tradicional

Si eres de esos que todavía lee a Dickens y se emociona con su mítico “Cuento de Navidad”, acabas de encontrar tu “show match” perfecto. No puedes perderte “Un conte de Nadal”, que te hará volver a la infancia y recapacitar sobre cómo deberíamos vivir la Navidad. Además, si tienes niños con más energía que las pilas Duracell, te sorprenderá ver cómo se quedan embobados, sin ser capaces de pestañear en mucho tiempo. Date un respiro y disfruta con la misma ilusión con la que lo hacías hace años. Visita el pasado, presente y futuro de un hombre que ha perdido el espíritu navideño y necesita una sobredosis de ilusión.

4. El previsor

Estamos a puertas de la Navidad, pero tu ya tienes todos los regalos empaquetados y guardados en el armario bajo llave desde mediados de noviembre, y hasta te has hecho un excel para no dejarte a ningún amigo o miembro de la familia sin “detallito”. Tus niños no pueden dormir por la noche y te hacen mil y una preguntas del estilo “qué desayunan los Reyes Magos” o “cómo caben tantos regalos en solo tres camellos”. Llévalos a ver “Artaban”; descubrirán la leyenda del cuarto Rey Mago, y con suerte todas sus dudas sobre la Navidad quedarán resueltas. Hazte este auto-regalo y compra entradas para toda tu familia, que aunque no se pueda envolver, es un espectáculo con mucha magia.

Ya lo ves. Sea cual sea tu espíritu de la Navidad, hay un plan para ti. Elige el tuyo y disfrútalo solo, en familia o con alguien a quien quizá aún no conoces. Todo es posible. Al fin y al cabo, es Navidad.

mm
Amante de la música y las letras desde que tengo uso de razón, sueño con aprender todos los idiomas del mundo antes de los 30. No hay puzzle que se me resista, y tengo siempre las maletas listas para salir a la aventura. Las dos veces que he estado en África, he querido quedarme.