Consejos

10 sitios terribles donde preferiríamos estar antes que aquí con este panorama político

¡Basta ya de políticos! ¡Basta ya de mítines, de campañas y de discursos! ¡No podemos más!
Tenemos políticos en la televisión, en la calle, en los periódicos, en las redes sociales, ¡hasta en sueños! Nos persiguen allá donde vamos. Así no hay quien descanse. Necesitamos escapar, aunque el remedio sea peor que la enfermedad.

Las encuestas, los pactos, elecciones, candidatos, presidenciables, listas cerradas, caras a caras, ¡basta ya! Y por si con todo esto no estábamos suficientemente saturados, ahora ha llegado Donald Trump. El futuro presidente de Estados Unidos se ha convertido en el centro de todas las conversaciones y nosotros ya no podemos más. Queremos un poco de descanso, un entorno libre de políticos, sin nada que nos recuerde los meses de elecciones y campañas que acabamos de pasar, y estamos dispuestos a pagar cualquier precio. ¡Cualquier precio! Total, ¿qué puede ir mal?

Desconectar de la realidad es una tarea compleja, lo reconocemos. Donde menos te lo esperas hay un tertuliano contándote la última hora de la vida política. ¡Vade retro! Pero escapar es posible. Igual no muy agradable, pero posible. Como muestra, estos diez -terribles- destinos donde ni siquiera Donald Trump podría encontrarnos:

La Estrella de la Muerte

Sí, puede que acabemos pagándolo con la vida, pero, ¿os imagináis el placer de estar en un entorno sin televisión ni internet? ¡Qué descanso! Soldados de asalto, Jedis y un rayo capaz de destruir planetas enteros, ¡pero nada de políticos! El truco consiste en esperar al momento idóneo y saltar dentro de uno de esos cazas que vuelan a la velocidad de la luz. Así evitaremos la explosión y, con suerte, aterrizaremos en un paraje deshabitado donde tampoco habrá políticos. Un ‘win-win’ en toda regla.

giphy

El desierto del Kalahari

Es una opción radical, pero terriblemente efectiva. Una jaima en el desierto, una nevera portátil, un par de libros y a dormir a pierna suelta. Nadie será capaz de localizarnos y nosotros seremos muy felices alejados del mundanal ruido. Claro que no todo son ventajas. Igual nos toca volver a la civilización a por comida de vez en cuando. ¡Qué difícil es encontrar el destino perfecto! Abstenerse los que no llevan bien los meses de verano.

giphy-1

La ‘boda roja’ de ‘Juego de Tronos’

¡No os asustéis! Nadie ha dicho que tengamos que ser uno de los protagonistas. Que una cosa es querer escapar de los políticos y otros muy distinta acabar cayendo en un sitio peor. Lo que vamos a ver no será agradable -¿alguien no sabe qué ocurre en la tan comentada ‘boda roja’? ¡Pues a ponerse al día con la serie!-, pero, al menos, nos mantendrá ocupados. Ya tendremos bastante con tratar de salvar la vida como para preguntarnos qué estará haciendo Trump en Estados Unidos.

giphy-2

El primer día de rebajas

Pocos sitios peores en la faz de la Tierra. El primer día de rebajas es algo parecido a lo que suponemos que debe ser el infierno. Aglomeraciones, empujones, codazos, riñas por hacerse con la última camiseta, ¡volver a casa con un abrigo tres tallas más grandes solo porque estaba a mitad de precio! Ahí nadie es capaz de pensar en nada, solo tratar de sobrevivir de la forma más digna posible. ‘¿Políticos? ¿Qué políticos?’, dijo mientras corría desesperado por la planta de moda joven…

giphy-3

La Navidad en casa de los Pantoja

Cambiar una tensión por otra, esto siempre funciona. ¿Qué no queremos hablar de economía, crisis y paro con nuestros amigos y familiares? Pues cambiamos de entorno y ya está this link. Una cena de Navidad en casa de Isabel Pantoja. Eso sí es un destino de riesgo. La hija no se habla con la madre, el hijo no soporta a su hermana, el tío les odia a todos y la tonadillera ya tiene bastante con recuperarse tras su condena. Hablar, no hablaremos, pero la comida estará deliciosa.

Un apocalipsis zombie

También es mala suerte querer escapar de la crispación política y acabar en un apocalipsis zombie. Muertos vivientes arrasando las ciudades y tratando de morder a la gente. Avisamos: no será agradable. Aunque, por otra parte, haremos ejercicio, agilizaremos la mente, perderemos esos kilos que nos sobran y puede que incluso encontremos el amor -en las películas pasa siempre-. De políticos, ni rastro.

giphy-8

Mordor

¿Quién no ha soñado con comprarse una parcelita en Mordor? Orcos, lava candente y nada de luz solar, pero seguro que los precios son de lo más asequibles. El único problema es ingeniárselas para despistar a Sauron, pero estará muy ocupado con lo del anillo único como para hacernos casos. Eso sí, no hay wifi.

giphy-5

El Polo Norte en invierno

¿Alguien sabe si se nota el cambio de estación en el Polo Norte? Así de entrada diríamos que no. Los esquimales son un pueblo encantador, hospitalario y amable. Nos podríamos instalar cómodamente en uno de sus iglúes y esperar a que pase el revuelo de la elección de Trump y la formación de gobierno en España. Pasar un par de años y volver a casa como si nada. ¡Descansaríamos tanto!

giphy-6

Un vagón de metro lleno de hinchas

La peor pesadilla que cualquier ciudadanos ha podido vivir casi sin salir de casa. Ir a coger el metro y encontrarte con hordas de hinchas dirigiéndose hacia el estadio de fútbol. ¡Horror! Cánticos, bufandas y treinta mil personas apretujadas en el vagón de metro. ¡Un poco de aire! Un entorno seguro y asfixiante donde evadirse de la realidad política. Aconsejable taparse la nariz o tratar de no respirar mucho.

giphy-7

La casa de ‘Gran Hermano’

La opción más factible y económica para escapar de los políticos: entrar en ‘Gran Hermano’. Tres meses encerrado en una casa sin que nadie pueda contarte nada del exterior. ¡El paraíso! Sin periódicos, ni televisión, ni revistas, ni nada. Tan solo gente muy crispada, pruebas semanales y ‘edredoning’. De hecho, los que están ahora en el concurso no saben nada de la victoria de Trump o de la formación de nuestro nuevo gobierno. ¡Benditos ellos entre todos los desinformados! Si es que escapar de los políticos, en verdad, es más fácil de lo que parece.

Uno de los chinos japoneses que inventó la confusión

Comentarios


En esta web utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte información relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.